(Foto: Cuartoscuro)
El sistema de salud en México, de acuerdo con Hugo López-Gatell, presenta rezagos históricos que se han reflejado en la pandemia (Foto: Cuartoscuro)

Durante la conferencia de actualización de las cifras de la pandemia de COVID-19 en México, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez aclaró el argumento del rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Weichers, quien afirmó que el sistema de salud en México está rebasado.

En su participación durante la presentación de las “Reflexiones sobre la respuesta de México ante la pandemia de COVID-19 y sugerencias para enfrentar los próximos años”, Graue aseguró que los más de 150,000 muertos reportados desde el mes de febrero demuestran la precariedad del sistema de salud en México.

“Yo recuerdo que en esta primera reunión comentamos que a pesar de las medidas que se habían tomado debemos estar conscientes de que la epidemia podía rebasar al sistema de salud y de hecho así es. Nuestros más de 150,000 muertos y el exceso de mortalidad general son prueba de ello”, declaró el rector de la universidad.

Instituciones educativas, gubernamentales e internacionales participaron en la presentación de resultados sobre COVID-19 organizada por la UNAM (Foto: captura de pantalla)
Instituciones educativas, gubernamentales e internacionales participaron en la presentación de resultados sobre COVID-19 organizada por la UNAM (Foto: captura de pantalla)

Al respecto, el subsecretario precisó que las palabras de Graue hicieron alusión a las carencias que ya acarreaba el sistema de salud desde antes de la pandemia y no, precisamente, a que la capacidad de atención y respuesta del personal de la salud haya sido superada por las cifras de contagios.

“Declaró durante la presentación del informe cuando dijo que la mortalidad claramente es consecuencia de un sistema que ha sido rebasado. A lo que se refirió el rector Graue y lo dijo en sus palabras introductorias, es a un sistema crónicamente limitado. Está muy claro que en México tenemos un sistema que por décadas ha tenido menos personal de lo que se requiere”, afirmó Hugo López-Gatell.

Entre las brechas acentuadas durante la emergencia sanitaria por el contagio de COVID-19, las existentes en el sistema de salud han sido las más evidentes. De esa manera, la baja presupuestación ha generado carencias históricas y rezago en la infraestructura, cobertura y la calidad en la atención de las y los pacientes en el país.

(Foto: Captura de Pantalla)
El subsecretario aclaró que las palabras de Graue hicieron alusión a las carencias que ya acarreaba el sistema de salud desde antes de la pandemia (Foto: Captura de Pantalla)

Otro de los factores en contra es la ausencia de personal laborando en unidades de atención médica. De esa forma, declaró Gatell, los recursos humanos que actualmente desempeñan las labores resultan insuficientes para la atención de toda la población, pues harían falta alrededor de 240,000 personas para lograr la cobertura ideal.

En suma, todos estos factores han resonado con mayor intensidad en medio de una pandemia que ha orillado a la población a confinarse por cerca de un año. Aunado a ello, las consecuencias económicas derivadas han acentuado las brechas de desigualdad, en una región, de acuerdo con Enrique Graue, donde cerca del 50% de las personas viven en condiciones de pobreza y con su sostén económico principal en la economía informal.

El panorama de la pandemia en México

Durante el mediodía de este 27 de enero, Julio Santaella, presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), dio a conocer que entre enero y agosto se registraron 44.8% más defunciones que las registradas por la Secretaría de Salud (SSa) por COVID-19. Con ello, la enfermedad se convirtió en la segunda causa de muerte más frecuente en México con 108,658 casos.

INEGI dio a conocer que entre enero y agosto se registraron 44.8% más defunciones que las registradas por la Secretaría de Salud (SSa) por COVID-19 (Foto: Miguel Sierra/Efe)
INEGI dio a conocer que entre enero y agosto se registraron 44.8% más defunciones que las registradas por la Secretaría de Salud (SSa) por COVID-19 (Foto: Miguel Sierra/Efe) (Miguel Sierra/)

A pesar de la diferencia con las 75,017muertes registradas por la SSa, el enorme número de personas que han perdido la vida durante la pandemia muestra el descuido de otros problemas de salud pública.

Ante la histórica carencia de un modelo de salud basado en la prevención, afecciones como la diabetes, obesidad, hipertensión y enfermedades crónicas respiratorias han ganado terreno en gran parte de la población. A pesar de las constantes estadísticas que muestran los alarmantes índices, no fue sino hasta la presencia del nuevo coronavirus que resonaron con fuerza, pues se trata de comorbilidades que agravan los efectos de la nueva enfermedad.

MÁS SOBRE EL TEMA

“El sistema de salud ha sido rebasado”: Enrique Graue, rector de la UNAM, lamentó los más de 150 mil muertos por COVID-19

CDMX registró un nuevo récord de muertes por COVID-19; se contabilizaron 365 defunciones en 24 horas

“No hay dos tipos de datos”: López-Gatell explicó por qué INEGI publicó otra cifra de muertes por COVID-19

Powered by the Echo RSS Plugin by CodeRevolution.