Diario 1 reproduce íntegramente un reportaje publicado en el sitio web Segunda Vuelta sobre un empresario que lanzó su candidatura a alcalde por Metapán y derrotó a los candidatos del cártel de Texis y al partido Nuevas Ideas.

Por Paolo Lüers

Cuando don Israel Peraza se decidió correr por la alcaldía, se enfrentó a un conjunto de retos serios y, según muchos, incluso peligrosos. Su competidora principal fue Yanira Salazar, concuña del poderoso ex alcalde Juan Samayoa, quien de facto dirigió su campaña. Juan Samayoa, aparte de ex alcalde de Metapán es dueño del consorcio de granos Gumersal, junto con su socio José Adán Salazar, conocido como ‘Chepe Diablo’. Ambos están acusados ​​de lavado de dinero. Cuando en El Salvador suena el nombre de cualquiera de estos dos hombres, la gente piensa en narcos. Y precisamente esto pensaron todos los familiares y amigos de Israel Peraza, cuando les dijo que iba a correr contra Yanira Salazar para acabar con la corrupción en Metapán. Le dijeron: “¿Te vas a enfrentar con el Cartel de Texis? Estás loco ”.

Como si todo esto fuera poco, don Israel tuvo que enfrentarse también a la N de Nayib, al partido Nuevas Ideas. La relación con este partido se había puesto muy hostil, luego de que don Israel denunció públicamente que le hicieron trampa en la elección interna porque se dieron cuenta que “a mi no me podría comprar para encubrir la corrupción del grupo de poder en Metapán.” En vez de don Israel, Nuevas Ideas puso de candidato a Daniel Salazar, un sobrino de ‘Chepe Diablo’. O más bien, como dice el alcalde electo, “El ‘Chepe Diablo’ puso a su sobrino en Nuevas Ideas, de manera que gane quien gane la alcaldía, siempre ganarían él y socio Juan Samayoa. Sólo que ambos perdieron.

Para sorpresa de todos ganó Israel Peraza, quien luego de la jugada que le hizo Nuevas Ideas se puso arrecho y aceptó la propuesta del PDC de correr contra todos. Incluso contra el diputado Chico Merino del PCN, quien junto con ‘Chepe Diablo’ y Juan Samayoa forma el triángulo de poder en Metapán. Don Israel derrotó a todos: Juan Samayoa, ‘Chepe Diablo’, Chico Merino y la N – muy a pesar de que el partido que eligió, el PDC, según el mismo Peraza “no era nada en Metapán”, antes de su llegada desde Los Angeles, California.

¿Qué pasó en Metapán que produjo un resultado tan diametralmente diferente al resto del país?

Captura de pantalla 2021-03-17 a la (s) 20.41.53

Es un resultado contundente. En Metapán lo llaman “golpiza de cantina”. ¿Cómo explicarlo, teniendo en contra poderes fácticos tan fuertes y temibles?

El hombre que no se dejó comprar ni intimidar

Cuando tenía 14 años, sus padres sacan a Israel Peraza de un país convulsionado por una guerra civil, que también comienza afectar a Metapán y al cantón Tahuilapa, donde reside su familia. Llegan a asentarse en Los Angeles California. Hasta este punto, una historia que comparten cientos de miles de migrantes salvadoreños.

También es una historia común la de un muchacho que comienza a trabajar en la construcción, haciéndose constructor desde cero, desde la decisión de aceptar los trabajos más duros. Trabaja de cholero, asumiendo los trabajos más difíciles, pero con la visión de aprender. Unos años más adelante, Peraza monta su primer empresa de contratista de construcción, aprovechando el boom de viviendas en California. Poco después monta una segunda empresa, esta vez de evacuar de desechos sólidos. Compra una flotilla de camiones y cientos de contenedores, que pone en sitios de construcción, hospitales, supermercados, etc. Amplia este servicio de Los Angeles a los counties aledaños.

Ambas empresas crecen, sus hermanos, tíos y primos se unen a ellas, luego su hijo, quien ahora las administra. Las dos empresas le dan el capital, el conocimiento como administrador, y el record para poder obtener los créditos necesarios para armar su tercer empresa: comienza a comprar terrenos, construir casas y locales comerciales y venderlos.

“Todo lo aprendí trabajando. Nunca fui a estudiar. Aprendí que hay que ser cumplido, siempre honrar los compromisos, administrar bien el dinero y el personal, y vas a tener éxito.”

Su éxito se interrumpe de golpe, cuando en el 2006 revienta la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos, y muy en particular en California. Peraza pierde unos 16 millones de dólares. “Pensaba que ya no me iba a levantar”, dice hoy. “Pero luego me di cuenta que cada crisis también abre nuevas oportunidades. Hipotequé todas las propiedades que había adquirido en Estados Unidos y en Metapán durante los ‘años dorados’, y comencé a comprar las casas que fueron embargadas durante el colapso inmobiliario y que los bancos comenzaron a ofrecer en subastas. Muchas de estas casas resultaron bien baratas, porque estaban dañadas o no terminadas, pero con la experiencia adquirida en construcción no me costó arreglarlas y venderlas mucho más caras.”

Peraza no sólo se recupera, sino comienza a reunir el capital para cumplir su sueño: construir un gran turicentro en las afueras de Metapán, para impulsar el turismo. “Sólo conocen Metapán por la mala fama de los narcos, pero tiene una gran vocación turística. Tiene paisajes espectaculares, un caso urbano intacto, el lago, la laguna, montañas, y casi no tiene problemas con pandillas”.

Captura de pantalla 2021-03-17 a la (s) 20.45.40

El proyecto ya está bastante avanzado. Ya hizo toda la terracería, está comenzando la construcción de las primeras cabañas, falta el lago artificial, la piscina con holas mecánicas, el terreno de camping, el restaurante. “Es una inversión de 11 millones de dólares, pero ya los tengo. Puedo transparentar cada centavo que invierto. Además es un proyecto que comencé mucho antes de pensar en la alcaldía”.

Israel Peraza es de los migrantes que hicieron su vida y fortuna en Estados Unidos, pero nunca se desvincularon de su pueblo natal. Durante 18 años, Peraza dedicó $70 mil al año para mejorar escuelas, iglesias y otros proyectos en los cantones de Metapán. “Esto simplemente lo hice para ayudar a crear desarrollo. Nunca pensé en que algún día me iba a servir para mi candidatura de alcalde. Pero cuando me lancé, ya tenía estrecha relación con muchos de los líderes locales. Me tenían confianza”.

El problema fue que incluso los líderes locales, los exitosos agricultores, ganaderos y empresarios tenían miedo, porque sabían que apoyar al candidato Peraza significaba enfrentarse al poder de Juan Samayoa, ‘Chepe Diablo’ y Chico Merino – cosa que nadie se había atrevido hacer en los últimos 15 años…

En la colonia San Francisco del Puente, en la carretera que conduce a Texistepeque, el cacique es don Adelaido Aguirre Acevedo, un exitoso ganadero y agricultor. Llego con Israel Peraza y dos de sus más cercanos colaboradores en el equipo de campaña. “Son mis estrategas, don Dennis para el trabajo en el terreno; don Sebastián para la comunicación y la estrategia política. Sin estos dos no hubiera hecho nada, porque yo de política no sabía nada”, cuenta el alcalde electo, quien ganó la alcaldía a goleada. Quedó con 55.43% de los votos, versus 20.61% para el candidato del PCN y 18.88% para el de la N. O sea, ni sumando los votos de los dos candidatos, que puso el grupo Chepe Diablo, Juan Samayoa y Chico Merino, le llegaban cerca a don Israel.

Captura de pantalla 2021-03-17 a la (s) 20.45.24

La estrategia que aplicaron fue muy simple. Me la explican así: “Todo el país estaba hablando de Nayib, y era obvio que esto es lo que Nuevas Ideas quería. Nosotros dijimos: Aquí nadie va a hablar de Bukele, aquí vamos a hablar de los candidatos a alcalde, sobre todo de Israel. Aquí hablamos de Metapán, el “buen cambio” para Metapán. Y nunca nos salimos de este guion”.

Al llegar a la hacienda de don Adelaido, están reunidos unos 100 vecinos, esperando al alcalde electo y la carne asada de una vaca que mandó a matar el patrón. Don Adelaido, vestido de vaquero como todos los demás del lugar, me dice: “Yo fui quien rompió con el miedo que todos teníamos. Yo me dije: Todos están cansados de los alcaldes que hemos tenido, de la corrupción, pero todos tienen miedo. Todos vieron que Israel podía ser un buen alcalde que termine con el pasado. Alguien tenía que dar el primer paso, y este alguien fui yo…”

Varios de los vecinos, comiendo enormes pedazos de carne, me cuentan que a don Adelaido le siguieron otros empresarios y hacendados, “y de repente todo el mundo estuvo con don Israel. Es un hombre recto y valiente que representa el buen cambio”.

Juan Samayoa apareció de noche en las casas de los caciques cantonales, dejándoles saber que “mas les conviene votar por el PCN o por la N”. Pero, como dice Mario, uno de los campesinos que se convirtieron en activistas de campaña del PDC, “una vez que perdemos el miedo, ¿quién nos detiene?”

A Israel Peraza, el empresario benefactor del pueblo, lo buscaron en Estados Unidos para pedirle apoyo para un partido nuevo, que “según ellos dijeron iba a limpiar al país de la corrupción, y me gustó esta idea. Me vine a Metapán para ver qué planteaban.” Se entusiasmó tanto con la idea de un nuevo comenzar que decidió ponerse a la disposición de Nuevas Ideas para ganar la alcaldía de Metapán, limpiarla de corrupción y clientelismo, y hacer “una gestión honrada y para todos.”

Pero pronto se dio cuenta que Nuevas Ideas no lo quería de candidato, sino sólo de financista. Cuando insistió en presentarse en las internas, le hicieron trampas. Israel Peraza se dio cuenta que todo era para poner como candidato a un sobrino de ‘Chepe Diablo’, Daniel Salazar. Entonces, en aquí en Metapán Nuevas Ideas era lo mismo de siempre. Don Israel se encachimbó: “Se dieron cuenta que a mi no me pueden comprar, y tampoco intimidar. Ya me metí en esto, ahora voy a luchar por la alcaldía con todo y contra todo lo que me ponen en frente. ” Armó un equipo junto a la gente del PDC, aprendió a hablar en público, recorrió cantón por cantón. Y en toda la campaña, así como ahora en la entrevista que le hice, nunca habló de Nayib Bukele, nunca habló de la política nacional. Habló de Metapán, de los cantones, de la agricultura, de la ganadería, del turismo – y de cómo podrían liberar a este pueblo de un régimen corrupto y de miedo. “Yo no te voy a hablar del señor Bukele. No lo conozco. He conocido a su partido here, y no me gustó. Voy a ser alcalde, y el gobierno central por ley nos tiene que ayudar para el desarrollo del municipio. Y si no nos ayudan, igual lo haremos solos. Sabemos cómo hacerlo ”.

Reportaje original: https://siguientepagina.blogspot.com/2021/03/una-golpiza-de-cantina-contra-todos-los.html

Powered by the Echo RSS Plugin by CodeRevolution.