Este miércoles el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos ha publicado nuevas actualizaciones de su Manual de Políticas.

En esencia, buscan aclarar los criterios y circunstancias del procesamiento expedito, mejorar la guía de solicitud de evidencia (RFE) y la notificación de intención de denegación (NOID), así como incrementar el periodo de validez de los documentos de autorización de empleo (EAD) iniciales y de renovación para ciertos no ciudadanos con solicitudes de ajuste de estatus pendientes.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro N. Mayorkas, explicó que las medidas se adoptaron “para eliminar las políticas que no promueven el acceso al sistema de inmigración legal”.

Además, señaló que continuarán implementando “las mejoras que ayuden a las personas a navegar por el camino hacia la ciudadanía y que modernicen nuestro sistema de inmigración”.

¿Qué es la Petición para Procesamiento Expedito?

Según la web del USCIS, es la solicitud que se realiza buscando acelerar “la adjudicación de una petición de beneficio”.

Con la nueva actualización, los solicitantes de beneficios y los funcionarios de USCIS reciben más orientación sobre cuándo se puede otorgar.

Solicitud de evidencia (RFE) y la notificación de intención de denegación (NOID)

Tras la modificación, se ha decidido rescindir el memorándum de julio de 2018 que obligaba a los funcionarios de la agencia a denegar ciertas solicitudes de beneficios de inmigración, en lugar de emitir primero un RFE o NOID.

Por lo tanto, ahora se permite a los oficiales del USCIS emitir un RFE o NOID cuando la evidencia adicional pudiera demostrar la elegibilidad para un beneficio de inmigración.

Documentos de Autorización de Empleo

En este caso, se aumenta el período de validez actual de los EAD tanto iniciales como de renovación, de un año a dos años para ciertos ajustes de solicitantes de estatus.

Con la actualización, USCIS espera que se reduzca la cantidad de solicitudes de autorización de empleo que reciben, permitiendo que a la agencia transferir recursos limitados a otras áreas prioritarias.

La directora interina de USCIS, Tracy Renaud, expresó que “estas medidas en las políticas son consistentes con las prioridades de la administración Biden-Harris para eliminar las barreras innecesarias en el sistema de inmigración legal de nuestra nación y reducir los inconvenientes a los no ciudadanos que podrían ser elegibles a beneficios de inmigración”.

Además, afirmó que USCIS está comprometido con “la promoción de políticas y procedimientos que aseguren que operamos de una manera justa, eficiente y humana, de manera que refleje la herencia de Estados Unidos como un país de oportunidades para quienes las buscan”.

Powered by the Echo RSS Plugin by CodeRevolution.