La DDI de Moreno, tras la orden del fiscal Jonathan Lay, titular de la UFI Nº7 de ese departamento judicial, desbarató una banda que realizaba entraderas en la zona oeste del conurbano bonaerense. La investigación contó con una serie de escuchas. Allí, uno de los sospechosos involucró a un agente de la Policía como el responsable de pasarle información sobre una víctima para robarle. A la organización, liderada por un hombre detenido, le imputaron 12 hechos cometidos entre octubre de 2021 y mayo pasado: en uno de los robos, supuestamente, le cortaron el dedo a un hombre con un cuchillo.

De este modo, los efectivos de la DDI realizaron una serie de allanamientos y detuvieron a cinco presuntos miembros de la organización criminal: Cristian Ezequiel Rodríguez, alias “Titi”, Tomás Rodríguez, Carlos Fernández, Laura García y Rocío Ocampos.

Mientras tanto, su líder, identificado como Matías Cejas, conocido como “el Peligroso”, se encontraba detenido en una causa por un hecho similar desde marzo pasado, con otra identidad: Diego Forelin. En los procedimientos que concluyeron con la banda, los detectives del caso secuestraron ropa de las fuerzas de seguridad, esposas, arma de utilería y elementos robados a las víctimas como celulares, computadoras, consolas de PlayStation y televisores.

La investigación comenzó el 6 de mayo pasado, cuando una pareja de jubilados fue sorprendida en su domicilio, ubicado en la calle Coleta Palacios en Moreno, supuestamente por un delincuente identificado como Hernán D´amico- aún prófugo-, Franco González, conocido como “Toto”, también prófugo, y Rodríguez. Los sospechosos forzaron la reja de la ventana del comedor. Una vez en el interior de la casa amenazaron con armas de fuego a las víctimas. Les reclamaban el dinero. Tras la negativa del hombre, uno de los delincuentes, tomó un cuchillo de cocina y le cortó un dedo para que le diera todo lo que había en la casa. De este modo, los ancianos le entregaron la suma de $20.000 y dos celulares. Luego, escaparon.

Cayó una banda que hacía entraderas
Parte de los elementos secuestrados

Tras el brutal robo, la pareja realizó la denuncia, que recayó en la fiscalía del Lay, quien dispuso en la investigación a la ayudantía de entraderas, a cargo de Maximiliano Gómez. Así, comenzaron a atar cabos sueltos para identificar a los delincuentes. Mientras los investigadores iban tras los rastros de los sospechosos, la banda atacó de vuelta. Esta vez la forma fue un tanto llamativa.

El 31 de mayo pasado, cuatro miembros de la organización bajaron una escalera de madera del techo de una camioneta Ford Ecosport, en la esquina de Aristóbulo del Valle y Asseff, en Moreno. Uno de los delincuentes la trasladó, para después apoyarla en la pared lateral del edificio. Luego, dos cómplices se treparon y un tercero quedó sosteniendo la base, de campana. Todos actuaron a cara descubierta. Una vez dentro, amenazaron con armas de fuego a las víctimas y robaron $30.000. Luego escaparon por la misma escalera y se subieron a bordo de la Ford Ecosport. El insólito hecho fue filmado por las cámaras de seguridad de la calle.

Con esa filmación, los investigadores tuvieron la primera pista sobre las identidades de los sospechosos. De este modo, los detectives comenzaron a recolectar datos callejeros y así empezar a armar el rompecabezas. Cuando tuvieron los primeros nombres, analizaron sus redes sociales y las piezas comenzaron a unirse. Los sospechosos estaban vinculados en sus perfiles de Facebook. Además, confirmaron que efectivamente eran ellos por los videos captados en el momento de los robos, según indicaron fuentes del caso a Infobae. Así, comenzaron a seguirles el rastro de cerca. Incluso observaron denuncias de robos similares, las estudiaron y encontraron que varias coincidían con el modus operandi de la banda. Entonces requirieron la intervención de sus teléfonos.

En una de esas escuchas, a la que tuvo acceso Infobae, se escucha supuestamente a Rodríguez hablando con “Toto”. En la conversación, “Toto” suelta un dato estremecedor. Dice que un agente de la Policía le había pasado un dato: en la casa de una mujer había escondido 10 millones de pesos debajo de la cama y, como el efectivo era vecino de la mujer, este les iba a facilitar la llave para ingresar. Lo único que tenían que hacer era ir y llevárselo. Según confirmaron fuentes judiciales a este medio, el hecho que se mencionó en el diálogo, por el momento, no logró ser corroborado. Del mismo modo, el efectivo policial al que “Toto” hace referencia tampoco pudo ser identificado.

En otra de las conversaciones que tuvo acceso este medio, se escucha presuntamente a Rodríguez hablando con una persona que no fue identificada por los investigadores. En el diálogo, Rodríguez le pregunta si lo conocía a “Tato”, su cómplice en la banda. El hombre le responde que sí, que lo conocía por haber estado presos juntos. Entonces, Rodríguez le propone robar un auto y salir a delinquir los tres juntos.

Así se movía la banda. El primero de los 12 hechos que se les imputaron ocurrió el 31 de octubre de 2021, cuando dos integrantes de la banda ingresaron armados al domicilio de una pareja ubicado en el barrio cerrado Weston, en Moreno. En ese momento, le exigieron todo el dinero que tenían encima. La banda se llevó el total de USD 20.000. Luego escaparon.

La Justicia acusó a los detenidos por los delitos de robo agravado por el uso de arma de fuego y asociación ilícita. Según los investigadores, la banda actuó desde octubre de 2021 hasta mayo de 2022, lapso en el que se les acusó 12 hechos. De este modo, los detenidos quedaron encerrados en un calabozo a la espera de ser llamados a declarar.

SEGUIR LEYENDO

El arsenal de celulares de la banda de ladrones que vaciaba billeteras virtuales

Video: el feroz asalto a una pareja de La Matanza que terminó con un delincuente muerto a tiros

El video del momento previo al salvaje crimen en la estación de servicio de José C. Paz: todavía no hay detenidos

Powered by the Echo RSS Plugin by CodeRevolution.