La policía de Ohio confirmó que una niña de 10 años víctima de violación salió del estado para interrumpir su embarazo, según informaron medios el miércoles, en un caso que ha captado la atención debido a la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos de revocar el derecho federal a recibir aborto.

La terrible experiencia de la niña, quien habría sido forzada a viajar al estado de Indiana para terminar su embarazo cuando entró en rigor la ley, fue mencionada recientemente por el presidente Joe Biden cuando firmó una legislación para ayudar a las mujeres a acceder a abortos.

El caso fue criticado por medios de ala conservadora y por el fiscal general de Ohio, quienes sembraron dudas sobre la veracidad de la historia.

Sin embargo, Jeffrey Huhn, de la policía de Colombus, en Ohio, dijo ante la justicia el miércoles que una niña sin identificar se sometió a un aborto en la ciudad de Indianapolis el 30 de junio, según informó el Colombus Dispatch.

Según el periódico, Huhn dio ese testimonio en medio del caso de un hombre que fue arrestado el martes por la policía y quien confesó haber violado a la niña.

Huhn también le dijo a la corte que las muestras de ADN obtenidas por la clínica de Indiana serían una prueba en contra del sospechoso de 27 años, reseñó el medio.

Los documentos que reposan en la corte del condado de Franklin confirman que un hombre llamado Gerson Fuentes fue procesado el miércoles bajo cargos de violación de una niña menor de 13 años.

La perturbadora historia, que primero reportó el Indianapolis Star, ha atraído la atención internacional y es un caso insignia en medio del profundo debate sobre el derecho al aborto en Estados Unidos.

Biden se refirió a la víctima de este caso durante una ceremonia el 8 de julio cuando firmó una ley para proteger derechos reproductivos e instó al Congreso a legislar con base en Row vs. Wade, el emblemático fallo de 1973 que estableció el derecho al aborto en todo el país.

“Apenas la semana pasada se me informó que una niña de 10 años fue víctima de violación en Ohio, de 10 años, y se vio obligada a viajar fuera del estado, hacia Indiana, para buscar la interrupción de su embarazo”, dijo Biden.

“Solo imaginen ser esa pequeña”, remarcó.

El fiscal general de Ohio, el republicano Dave Yost, sugirió el lunes en la cadena Fox News que el caso era un invento, y que no había “ni un ápice” de evidencia que respaldara la historia.

El miércoles, después del arresto, cambió de parecer y dijo en un comunicado que elogiaba al Departamento de Policía de Colombus por “asegurar una confesión y sacar al violador de las calles”.

Son 13 estados donde ya entraron en rigor leyes que prohíben el aborto, en algunos estados incluso en casos de incesto o violación.

Biden, demócrata y católico ferviente que ha abanderado la defensa del derecho al aborto, ha mostrado su ira por las prohibiciones en los casos de incesto o violación y las ha calificado como “extremas”.

El 56% de los estadounidenses se opone a revocar el fallo de Roe vs. Wade, de acuerdo con la encuesta de NPR/Marist.

Powered by the Echo RSS Plugin by CodeRevolution.