La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA) alertó este miércoles que 1,5 millones de haitianos no tienen acceso a los servicios básicos como consecuencia de los enfrentamientos entre pandillas en la capital de Haití, Puerto Príncipe.

“A 1,5 millones de niños, mujeres y hombres atrapados por la violencia de las bandas en Puerto Príncipe, Haití, se les niegan los servicios básicos y la libertad de movimiento. Se necesita un acceso inmediato para que los servicios humanitarios presten ayuda de emergencia”, subrayó OCHA Haití en su cuenta de Twitter.

Así, el organismo solicitó que la violencia en Haití cese “para garantizar la libre circulación de las personas y el acceso a los servicios básicos”, agregando que “hay que respetar los principios de neutralidad, imparcialidad y humanidad”.

Las bandas armadas se disputan en este conflicto el control de Cité Soleil, el barrio pobre más grande del país.

La ONG Médicos sin Fronteras (MSF) alertó el martes de que miles de personas están aisladas sin agua potable, alimentos ni atención médica en el barrio de Cité Soleil de Puerto Príncipe por los grupos armados que se disputan el control de la zona.

Desde el magnicidio del presidente, Jovenel Moise, la siempre convulsa situación política y económica de Haití se vio aún más golpeada. El vacío de poder degeneró en una crisis de seguridad, con asesinatos y secuestros a diario, sobre todo en amplias zonas de la capital.

Además, el mandato del primer ministro, Ariel Henry, terminó oficialmente el 7 de febrero, lo que ha incrementado la crisis de legitimidad en el país y los problemas económicos, en medio del aumento de los ataques por parte de diversas bandas armadas.

Powered by the Echo RSS Plugin by CodeRevolution.