Con US$14.669 millones cerraron en 2023 los fondos soberanos del país versus los US$13.989 millones de 2022, lo que implica un aumento de 4,9%. Esta cifra está compuesta por el Fondo de Reserva de Pensiones (FRP) y el Fondo de Estabilización Económica y Social (FEES) y dejaron atrás las caídas anotadas en 2022.

No te pierdas en Pulso

Según el reporte de diciembre de la Dirección de Presupuesto (Dipres), el FEES cerró en diciembre del año pasado con US$ 6.030,11 millones, cifra que es menor que los US$7.514,18 de diciembre 2022 -luego que en el segundo trimestre del ejercicio pasado se retirarán US$1.640 millones- pero mayor que los US$2.457,20 de 2021.

Fondos soberanos chilenos volvieron en 2023 a rentabilidades positivas y suman casi US$15 mil millones

Fondos soberanos chilenos volvieron en 2023 a rentabilidades positivas y suman casi US$15 mil millones (MARIO TELLEZ/)

Sin embargo, los mayores retiros ocurrieron en medio de la pandemia del Covid. En 2022 se retiraron US$0,05 millones, pero en 2021 los giros llegaron a US$6.196 millones y en 2020 US$4.090 millones. Desde su inicio – constituido en marzo de 2007-, se han retirado US$25.885,64 millones. Así, los montos gestionados actualmente son menores a los reportados prepandemia. En 2020 el FEES contabilizaba recursos por US$8.995 millones, pero en 2019 eran US$12.233 millones, y en 2018 US$14.133 millones.

En este contexto, lo fundamental es revisar cómo les fue a los fondos en su rentabilidad durante el año. Así, en cuanto a su retorno en pesos neto de comisiones, para el FEES fue de 5,35% el año pasado, un rendimiento más que positivo considerando la rentabilidad de -11,41% de 2022, pero por debajo de los 13,66% de 2021.

Del total administrado, US$4.280 millones se encuentra invertido en bonos soberanos, seguido de US$910 millones de MBS de agencias de EEUU – instrumentos respaldados por hipotecas-, y US$604 millones de mercado monetario. Un 52,7% corresponde a papeles de EEUU, y 69,5% a papeles de clasificación AAA

Según la pauta de inversión dictada por Hacienda, los recursos del FEES -gestión que es delegada al Banco Central- sólo “serán invertidos en dos clases de activo: Renta Fija Soberana; y Bonos con Respaldo de Hipotecas de Agencias de EE.UU”. Es decir, el vehículo sólo puede invertir en renta fija, siendo mucho más conservador que el fondo E de las AFP, que en promedio tiene un 80% de su cartera en este tipo de instrumentos.

Previo a la crisis del Covid, el FEES tuvo un gran protagonismo durante la crisis subprime, momento en el cual el gobierno retiró cerca de US$9.000 millones para apoyar la reactivación y hacer frente a la crisis.

El fondo de pensiones

El otro fondo soberanos de Chile es el Fondo de Reserva de Pensiones (FRP), que al cierre de 2023 totalizó US$ 8.638,56 millones, eso considerando que en diciembre se retiraron US$299,9 millones. Dicho monto está por sobre los US$6.475 millones que acumulaba en 2022, y los US$7.472 millones de 2021, pero bajo los US$10.115 millones de 2020, de los US$10.812 millones de 2019, de los US$9.663 millones de 2018 y los US$10.010 millones de 2017.

Fondos soberanos chilenos volvieron en 2023 a rentabilidades positivas y suman casi US$15 mil millones. En la foto: Javiera Martínez, directora de Presupuestos

Fondos soberanos chilenos volvieron en 2023 a rentabilidades positivas y suman casi US$15 mil millones. En la foto: Javiera Martínez, directora de Presupuestos

Los mayores retiros ocurrieron en 2021 cuando se giraron US$2.959 millones y en 2020, con US$1.576 millones. Desde el inició -. se constituyó en 2006- se han sacado recursos por US$.6.520,66 millones.

En los doce meses de 2023, el FRP obtuvo una rentabilidad en pesos neta de comisiones de 14,6%, muy por sobre la pérdida de 15,97% de 2022, pero por debajo del 23,45% de 2021. El mayor retorno respecto del FEES se explica porque la pauta de inversiones del vehículo implica instrumentos de mayor riesgo. Así, a diciembre un 31,3% de su cartera estaba invertida en acciones, un 33,8% en bonos soberanos, 13% en bonos corporativos, y 7,9% bonos indexados a la inflación.

La pauta de inversiones de Hacienda, establece que los recursos se invertirán en dos portafolios: uno de largo plazo, que puede ser invertido en bonos soberanos, bonos soberanos indexados a la inflación, bonos respaldados por hipotecas, bonos corporativos, bonos de alto rendimiento y acciones. Sin embargo, según detalla el informe trimestral de septiembre, es el Banco Central el responsable de la gestión de la cartera de renta fija soberana (42% del fondo) y de la cartera de MBS (bonos respaldados por hipotecas del mercado estadounidense) de Agencias de EE.UU (6%), pero ésta última es delegada a BNP Paribas SA y a Western Asset Management.

En tanto, el portafolio de acciones (31%) es responsabilidad de Mellon Capital Management Corporation (Mellon) y de UBS Asset Managment (UBS). A su vez, la cartera de bonos corporativos (13%) es responsabilidad de UBS. El portafolio de bonos de alto rendimiento (8%) es responsabilidad de Nomura Asset Management y de BlackRock Institutional Trust Company. Las entidades responsables de invertir los portafolios de acciones fueron seleccionadas en 2011 en el caso de Mellon y en 2020 en el caso de UBS, las entidades responsables de invertir los portafolios de MBS de Agencias de EE.UU. y bonos de alto rendimiento fueron seleccionadas a comienzos de 2019, mientras que bonos corporativos fueron seleccionadas a finales de 2020. 7 El Banco Custodio es JP Morgan.

Powered by the Echo RSS Plugin by CodeRevolution.