Parlamentarios del Partido La Libertad Avanza (LLA), la coalición política del Presidente de Argentina, Javier Milei, presentaron en la Cámara de Diputados un proyecto para derogar la ley de aborto aprobada por el Congreso a fines de 2020.

El proyecto legislativo que lleva las firmas del jefe de bloque del LLA, Oscar Zago, y otros cinco legisladores, define al aborto como un “delito”.

A diferencia de lo que establecía el Código Penal desde 1921, reformado con la legalización del aborto a través de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), el proyecto oficialista no contempla que queden exceptuadas las violaciones como no punibles, lo que quedará a discrecionalidad de los magistrados.

“El juez podrá disponer que se exceptúe de la pena a la mujer en atención a los motivos que la impulsaron a cometer el delito, su actitud posterior y la naturaleza del hecho”, establece el documento, según reporta el diario local ‘La Nación’.

Al entregar los argumentos sobre la iniciativa, los legisladores afirmaron respecto de la no punibilidad de los abortos de embarazos originados en una violación, que “decidimos eliminar la causal de no punibilidad por entender que la misma ha sido sistemáticamente interpretada como una justificación de la práctica”.

La propuesta pide penalizar de nuevo a quien realice un aborto en cualquier etapa de la gestación, así como reinstalar la “inhabilitación especial” a los médicos que “abusaren de su ciencia o arte para causar el aborto o cooperen a causarlo”.

La legalización y despenalización del aborto en Argentina se consiguió durante el mandato del expresidente Alberto Fernández, después de años de lucha por parte de las organizaciones feministas, que destacaron que la entrada en vigor representaba “un triunfo de la lucha colectiva”.

Trascendió en círculos de la Casa Rosada, de acuerdo a ‘La Nación’, que el Presidente Milei no dio la orden de presentar el proyecto, por lo que se trata solo de una iniciativa de los legisladores de su partido.

Penas

El proyecto establece casi las mismas penas que en el Código Penal argentino de 1921.

“El que causare un aborto será reprimido con reclusión o prisión de tres a diez años, si obrare sin consentimiento de la mujer. Esta pena podrá elevarse hasta 15 años, si el hecho fuere seguido de la muerte de la mujer”, señala el proyecto.

Además establece penas de “reclusión o prisión de uno a cuatro años, si obrare con consentimiento de la mujer; el máximo de la pena se elevará a seis seis años, si el hecho fuere seguido de la muerte de la mujer”.

Powered by the Echo RSS Plugin by CodeRevolution.