La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) manifestó su profunda preocupación por el incremento del salario mínimo nacional en 5,85% y el haber básico en un 3%, acordado entre el Gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB). La organización observó que estos porcentajes superan con creces la inflación del año pasado del 2.12%.

Además, advierten que este incremento no tiene relación con la productividad ni con las perspectivas de crecimiento para el año 2024.

“Lamentamos que una vez más se haya excluido al sector privado del análisis de los efectos que puede tener un incremento salarial desproporcionado sobre los costos que asumen las empresas”, señaló la CEPB en un comunicado.

Graves consecuencias

La Confederación teme que esta medida tenga graves consecuencias para la estabilidad de las empresas, especialmente las pequeñas y medianas, ubicadas en la mayoría de los departamentos del país. Incluso advierten que esto podría agravar la situación de miles de familias, que dependen de la actividad privada formal.

La CEPB también critica la intransigencia de la COB para considerar las preocupaciones del sector empresarial. Aseguran que esta actitud no solo afectará negativamente a las empresas, sino que también profundizará la precarización del empleo y perjudicará la inversión pública subnacional y la economía en general.

“Los empresarios privados siempre hemos cumplido la Ley y esta no será la excepción; sin embargo, alertamos que, para muchas unidades productivas, será muy difícil cumplir con un aumento que, además de ser elevado, tiene la carga de retroactividad”, indica el comunicado.

Los empresarios exigen que la responsabilidad por el impacto negativo de este incremento sea asumida por quienes tomaron la decisión y no se pretenda trasladarla a quienes no participaron en este proceso.



Powered by the Echo RSS Plugin by CodeRevolution.